Érase una vez una musa: Mascarilla exfoliante calmante

4 mar. 2012

Mascarilla exfoliante calmante

*No apta para veganos

  • 1 tallo aloe
  • 3 o 4 margaritas (bellis perennis)
  • 1 cucharada sopera de miel
  • 1 chorrito de aceite de oliva, si es virgen mejor
  • 1 cuchadada de azúcar

Cantidades para dos mascarillas.

Como podéis ver si tienes a mano ciertas plantas no es necesario recurrir a mascarillas comerciales.

Esta mascarilla esta indicada para todo tipo de pieles, en especial las sensibles o aquellas que están pasando por un momento de estrés.

aloe, mascarilla

El aloe tiene propiedades mundialmente conocidas por su poder suavizante, cicatrizante y equilibrante.

Si nunca has usado tallos de aloe para su uso tópico, la extracción de la pulpa es muy sencilla, con un cuchillo muy afilado corta los pinchitos que tiene en los laterales de una pasada, luego por la parte plana del tallo, ejerce un corte con el cuchillo a ras de la piel para pelarlo, con una cuchara tienes que extraer la pulpa del aloe y ya lo tenemos.

bellis, perenis, margarita,

La flor de la bellis perennis –margarita de los prados-  tiene propiedades calmantes y cicatrizantes.

Para esta mascarilla se usará la flor y el tallo. Estas margaritas silvestres son las que puedes encontrar en el campo. Si vives en ciudad puedes encontrarlas en maceta en cualquier tienda de flores a un precio muy económico 1€ o 2€. Es una planta muy fuerte y fácil de cuidar, tan solo necesita riego normal y sol.

aceite, oliva, oli, mascarilla, hidratante,

El aceite de oliva es muy hidrante y antiarrugas, es un aceite no comedogénico por lo que se puede aplicar sin miedo en pieles acneicas. Su poder antioxidante retrasa el envejecimiento cutáneo.

Es preferible usar aceite de oliva virgen por su pureza.

miel, honey, mascarilla, mask, calmante, propoleo

La miel suaviza la piel y tiene poder cicatrizante y antiséptico, evita infecciones y acelera el proceso de curación de la piel dañada. Digamos que es como un antibiótico natural.

Para fabricarla simplemente tienes que mezclar todos los ingredientes con la batidora. Los gránulos del azúcar -que añadiremos tras el batido eléctrico removiendo con una cuchara- son los que van a ejercer un efecto exfoliante sobre la piel al aplicar la mascarilla en movimientos suaves y circulares.

mascarilla, hidratante, piel, sensible, aloe, miel

Tras 20 min de espera puedes retirar la mascarilla con agua templada y terminar el proceso rociando agua floral sobre la piel.

Instantáneamente sentirás tu piel mucho mas suave y limpia así como calmada en caso de rojeces o irritaciones.

Estoy en proceso de añadir un ingrediente que la haga mas compacta para que sea mas cómodo aplicarla a modo de cataplasma. Si tu piel tiende a grasa o tiene impurezas es sencillo si le añades después de terminar con los ingredientes anteriores arcilla hasta conseguir la consistencia adecuada. Hay varios tipos de arcilla dependiendo de tu tipo de piel, verde para la grasa, blanca para las sensibles.

Puedes guardar la mascarilla sobrante en la nevera dentro de un botecito con tapa y si no tienes en un tuper pequeñito, no recomendaría guardarla mas de 4 o 5 días sin usar, ya que al no llevar conservantes puede producir bacterias a pesar de estar en la nevera. Puedes añadir unas gotitas de limón antes de guardarla, el limón es un conservante natural.

4 comentarios:

  1. ¡Qué buena entrada! LA verdad es que pocas veces me animo a hacer mejunjes de mi cosecha, pero viene bien saber estas cosas. Además, los productos que has puesto son bastante fáciles de encontrar, igual me animo a probarlo. ¡Saludos!

    Switches & Swatches

    ResponderEliminar
  2. Al fin un recetario bien escrito. Lo cierto es que resulta incluso apetitoso: flores y miel con una tacita de agua de rosas, ¿qué mejor para una mañana de domingo?

    Un beso.
    Marc V.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho se podría comer sin problemas, todos los ingredientes son comestibles, jeje.

      Eliminar
  3. tiene una pinta genial, tomo nota :)

    ResponderEliminar

Habla ahora o calla para siempre.